Table of Contents Table of Contents
Previous Page  6 / 116 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 6 / 116 Next Page
Page Background

Decisiones 6

Vol. 1, N

o

2, 2016

INFRAESTRUCTURA:

entre frustraciones y decisiones impostergables

Luego del éxito de nuestro primer volumen, y con un sinnúmero de buenos deseos

para que DECISIONES tenga una larga trayectoria de influencia positiva, tanto en la

información, como para generar un debate maduro y enfocado en ofrecer lo mejor para

Costa Rica, hoy usted que es nuestro lector tiene en sus manos la segunda edición con

un tema transversal para el desarrollo nacional: infraestructura y construcción.

Al parecer, este es el tema en que todos estamos de acuerdo, en relación con las decisiones

urgentes que se deben tomar y las acciones apremiantes por ejecutar. Sin embargo,

también es un tema que de acuerdo con sus carencias, así como por la incapacidad de

acciones por parte de las autoridades, tienen al ciudadano costarricense desmotivado

y frustrado al punto de perder credibilidad en nuestras capacidades. En el pasado, la

premisa fue que sí podíamos cumplir nuestros sueños, pero hoy parece que preferimos

padecer nuestras pesadillas, y una de ellas es justamente el atraso en infraestructura.

Ciertamente, cuando hablamos de infraestructura lo primero que se nos viene a la

mente son las imágenes de carreteras y puentes, no obstante las deficiencias van más

allá. Hoy, Costa Rica también tiene carencia de escuelas, hospitales, casas y cárceles; y

al paso en que vamos, se tendrá que optar por más soluciones similares a la restricción

vehicular en carreteras, o a la liberación de reos por hacinamiento en las cárceles. Basta

dar una vuelta por nuestros hospitales para darse cuenta de los apiñamientos tanto en

las salas de emergencia, como en los cuartos y las salas de operación.

El bálsamo de esperanza es saber que no es por falta de capacidad de nuestros

profesionales, o bien de las empresas de construcción que son reconocidas y contratadas

en otras latitudes, por la calidad de sus obras, y por el cumplimiento de los tiempos en la

construcción de las mismas. Ya que, de igual manera muchos de nuestros profesionales

migran a otras latitudes del primer mundo para ofrecer sus servicios, los cuales son más

valorados y mejor pagados que aquí.

En este sentido, se puede afirmar que el problema está en la incapacidad de la

gestión estatal, y en la maraña de tramitología y permisos que se suman al tema de

expropiaciones, los cuales no son solamente tierra fértil para la corrupción, sino para la

frustración. Todo, asociado a la falta de planificación nacional respecto a los proyectos

a largo plazo.

Así, el soñado desarrollo nacional aún sigue siendo posible, pero requiere de una

activación inmediata de ese eje trasversal que es la infraestructura, de lo contrario

es posible que en pocos años se disipe como un puñado de humo en nuestras manos.

Indudablemente, este es el tema número uno para las Elecciones 2018, que además es

una significativa fuente de empleo: EL mejor elemento para disminuir la pobreza con

velocidad.

¡Ahora a disfrutar la lectura y a deleitarse con DECISIONES!

Con este y otros temas apasionantes.

Claudio Alpízar Otoya, M.Sc.

Director

Revista DECISIONES

Notas del Director