Table of Contents Table of Contents
Previous Page  9 / 116 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 9 / 116 Next Page
Page Background

m

e

d

i

o

a

m

b

i

e

n

t

e

Decisiones 9

Vol. 1, N

o

2, 2016

con las calidades y los volúmenes que estas obras demandan.

Sin embargo, no existe actualmente ninguna política estatal

que planifique, estimule y reserve áreas geológicamente

idóneas, y ambientalmente sostenibles para suministrar el

material que requieren estas obras.

En este sentido, la falta de planificación de fuentes de

material impacta no solo el costo de la obra; sino también,

el proceso de suministro continuo de materiales para

estas, en cuanto a volumen y calidad. Respecto al medio

ambiente, la falta de controles por parte de las autoridades

podría ocasionar problemas de pasivos ambientales por

sobreexplotación de fuentes actuales. De modo que, a futuro,

la falta de reconocimiento de la importancia del aporte de la

minería en la economía local podría conllevar a la escasez de

materiales para hacerle frente a la construcción en el país, y

al sobreprecio de los materiales de construcción.

Con proyectos venideros tales como: la futura ampliación

de la ruta 32, la ampliación del tramo entre San Ramón y

San José, la ampliación de la ruta entre Cañas y Barranca, e

incluso los futuros proyectos como el nuevo aeropuerto en

Orotina, así como el Canal Seco y la Terminal Portuaria de

Amega, es importante que el país empiece a planificar las

fuentes de materiales necesarias para abastecer estas obras

de gran magnitud.

2. El costo de las obras

Específicamente en el mercado de fuentes de materiales de

calidad, la distancia entre la fuente y la obra es una variable

que se debe considerar en toda oferta de construcción de

una obra de infraestructura, y este costo no es despreciable

en un país con un sistema vial colapsado y con un alto costo

del combustible.

Además por una oferta geológica, la disponibilidad de los

volúmenes de materiales de calidad para la construcción de

obras de infraestructura, no necesariamente está cerca de las

obras; de modo que, se debe tomar en cuenta e incluir dentro

de la matriz de materiales, el suministro desde fuentes más

lejanas, situación que incide directamente en el precio final

de las obras.

Ya que el impacto que se produce debido a la distancia entre

la fuente y el consumidor, va a aumentar el precio de los

agregados y esto se ejemplifica con el caso de los materiales

de construcción disponibles en el GAM. En este particular,

se sabe que los agregados de calidad para la formulación

de concretos con altas especificaciones se construye con

materiales de alta calidad, que se extraen de la zona de

Guápiles y Sarapiquí. Sin embargo, el precio de los agregados

llevados hasta San José se duplica por efecto de la distancia

entre la fuente y el consumidor, así como por las limitaciones

de la ruta 32 en el tramo que atraviesa el Zurquí.

Suministro continuo de volúmenes de materiales de calidad

Otro problema que se vislumbra como consecuencia de

la falta de planificación de fuentes de material para la

construcción de obras de infraestructura, es que hay obras

que necesitan gran volumen de materiales, así como un

suministro ininterrumpido para cumplir con los plazos

de avance de las obras; sin embargo actualmente, las

concesiones operativas no necesariamente cuentan con los

volúmenes y la calidad necesarios para cumplir con esas

premisas. Por ejemplo, en la zona atlántica existe gran

cantidad de concesiones de cauce, y no todas cumplen en

volumen y calidad para la construcción de TCM, por eso

en la actualidad se está utilizando materiales de la zona de

Guanacaste, para compensar los volúmenes de materiales

que la obra demanda.

Asimismo, la obtención de un nuevo título minero para la

explotación minera de agregados, hoy en día es un proceso

tortuoso, situación que podría comprometer a futuro la

disponibilidad de volúmenes de materiales de calidad,

necesarios para esas obras. No existe en este momento

estimulación por parte del Estado para que este proceso sea

más rápido o expedito, en el caso específico de las fuentes que

suministrarán materiales para las obras de infraestructura

que el país demanda.

3. Pasivos ambientales

y políticas ambientales

restrictivas

Con los futuros proyectos de infraestructura que se

desarrollarán en la zona Atlántica, la mayoría de fuentes de

calidad se ubican en la zona inmediata de influencia de la ruta

32 y son en su gran mayoría de cauce. Esta circunstancia

responde a condiciones específicas de la oferta geológica en

la zona. Muchas de estas fuentes actualmente abastecen las

necesidades de agregados de calidad que la GAM demanda

para la construcción, sin embargo se debe considerar que

estas mismas concesiones suministrarán de materiales a los

futuros proyectos de infraestructura de la zona.

De modo que, la falta de planificación para reservar fuentes o

concesiones mineras que vayan a responder a las necesidades

de esas obras podría ocasionar pasivos ambientales en

los cauces de la zona por exceso de concesiones, o bien

por sobreexplotación; razón por la cual, deben existir los

controles necesarios para verificar que se están respetando

las metodologías de explotación y los límites de explotación

permitidos. En ese sentido, la Dirección de Geología y