Table of Contents Table of Contents
Previous Page  8 / 104 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 8 / 104 Next Page
Page Background

L

a

D

e

c

i

s

i

ó

n

Decisiones 8

Vol. 2, N

o

4, 2017

Constituyente: objetivos, costos y eficacia

RESUMEN

En la vida de una Nación rara vez pueden aplicarse

medidas de ingeniería social. El cambio evolutivo,

muchas veces espontaneo es un camino mejor

para el éxito. Una Asamblea Constituyente que no

responde a una ruptura constitucional solo se debe

convocar cuando se tienen muy claros los objetivos.

No parece necesaria una modificación en los valores

fundamentales de nuestra Constitución Política.

Los cambios que algunos hemos promovido en la

organización del estado se pueden adoptar por la vía

de las reformas parciales. Mantener una Asamblea

Constituyente operando a la par de los entes del

gobierno ordinario, representa un costo muy alto

de oportunidad. Los problemas de ineficiencia

en los servicios públicos, inadecuada regulación

y la dificultad para invertir en infraestructura no

requieren reformas constitucionales, ni se corrigen

con nomas de ese nivel.

nivel.

Palabras clave:

Evolución social, valores

fundamentales, organización del estado, reformas

parciales, costo de oportunidad.

ABSTRACT

Very seldom is social engineering applicable in a

nation´s history. Evolutionary change almost always

represents a safer and more successful path. To

establish a Constitutional Assembly in a society

with well-functioning institutions requires concrete

and clear goals. It does not seem necessary to

modify the fundamental values that support our

constitution. Changes in the organization of the

State could be achieved by partial reforms rather

than a complete overhaul to the Constitution.

Having a Constitutional Assembly working side

by side the ordinary government agencies and

institutions would entail a huge opportunity cost.

Problems such as the inefficiency in public services,

malfunctioning regulations and the inability to

improve our infrastructure do not require a change

in our constitution, nor can they be fixed by changing

constitutional norms.

Keywords:

Evolutionary change, fundamental

values, organization of the State, partial reforms,

opportunity cost.

Además, tendemos a adjudicar a la sociedad características

humanas. Y olvidando la profundidad de nuestra ignorancia

creemos posible una ingeniería social que nos permita

hacer tabla rasa y planificar las organizaciones y las normas

apropiadas para que la vida en sociedad sea más bella,

más fructífera, más agradable y más justa. Pero la verdad

es que nuestra radical ignorancia nos inhibe para diseñar

políticas que siempre alcancen sus objetivos. La cantidad y

variabilidad de los factores que influyen en los resultados

finales de las acciones en sociedad, impiden conocer con

certidumbre el resultado de los cambios que podamos

realizar a nuestra institucionalidad.

Además, la diversidad de los

intereses, pasiones y conocimientos

de las personas hacen muy difícil

construir coaliciones de apoyo a

instituciones y políticas públicas

racionales, pues no siempre los

integrantes de una sociedad conocen

o apoyan los objetivos compatibles

con el bien común. Si se duda de mi

aseveración recuerdo la elección del

Presidente Donald Trump, el Brexit

y el surgimiento de los populismos

basados en un cambio por el

cambio mismo, sin que se conozcan

o se quieran conocer sus posibles

consecuencias.

Si observamos la historia, el progreso no se ha logrado

-salvo en contadas excepciones- por un abandono a la

institucionalidad prevaleciente, para cambiarla por una

nueva, de reciente diseño. Sino más bien, por ajustes

marginales, introducidos paso a paso por la evolución,

muchas veces espontanea, sin embargo, originada por la

libertad para inventar nuevas maneras de actuar, que de

ser exitosas se generalizan, pero por mera imitación.

Las más valiosas instituciones humanas, confirmadas por

su éxito a favor de la satisfacción de nuestras necesidades

durante largos períodos de la historia, no han sido siquiera

fruto del diseño humano, sino de esa espontanea evolución

social creadora del leguaje, del sistema de precios y