Table of Contents Table of Contents
Previous Page  9 / 32 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 9 / 32 Next Page
Page Background

L

a

D

e

c

i

s

i

ó

n

Decisiones 9

Vol. 3, N

o

7, 2019

EZA Y DEBILIDAD

Carlos Humberto Cascante Segura

3. Cercanía y alianzas con otros miembros del

gabinete

Los gabinetes no son cuerpos homogéneos, por el contrario,

en muchas ocasiones son mecanismos de negociación

entre las diversas fuerzas políticas internas y externas a un

partido político que contribuyeron en el triunfo electoral.

Desde esta perspectiva, en un ámbito cerrado como este,

se generan relaciones de diversa índole que afectan la

autoridad de un ministro hasta el punto de debilitarlo

políticamente. Enestesentido, laconformacióndegobiernos

en coalición complica los mecanismos de integración del

gabinete y hacen más evidentes las diferencias. Desde esta

perspectiva, un ministro de Relaciones Exteriores puede

encontrar respaldos y apoyo en su gestión por medio de

otros miembros de este cuerpo.

Para el caso costarricense, es fundamental que el canciller

mantenga buenas relaciones con el ministro de Comercio

Exterior (Comex), el ministro de la Presidencia y el ministro

de Hacienda. En relación con la alta jerarquía de Comex,

debido a los temas vinculantes en materia de comercio,

necesariamente deben realizarse acciones conjuntas,

pues la propia normativa regula el funcionamiento del

Ejecutivo. También deben ser estrecho el vínculo con

la Presidencia, por las funciones de coordinación del

gabinete y la influencia que en determinados casos

ejerce sobre el presidente. Por último, debe existir una

correspondencia con Hacienda, por el manejo de las

finanzas de un Ministerio al que siempre se le cuestionan

sus gastos debido a la evaluación de sus resultados.

Ahora bien, en el caso de la vicepresidenta Campbell la

ausencia de alianzas claras dentro del gabinete de “unidad

nacional” pesó sobre la influencia que pudiera ejercerse

para reducir las críticas en la Asamblea Legislativa. En

este sentido, durante su gestión como diputada la actual

vicepresidenta se caracterizó por establecer fuertes

críticas a la cultura política del bipartidismo, tanto al

partido Liberación Nacional como al partido Unidad Social

Cristiana. Esa conducta parece haber sido un elemento

clave para entender como ambos partidos políticos en el

Congreso desarrollaron un intenso ataque contra la figura

de Campbell, por un comportamiento (el nombramiento

discrecional de ciertos puestos en la Cancillería) que

anteriormente habían desarrollado miembros de ambos

partidos sin el menor sonrojo. En tal caso, los representantes

de la fracción de la Unidad Social Cristiana y del Partido

Liberación Nacional presentes en el gabinete del gobierno

guardaron silencio o no desarrollaron una defensa de su

colega frente a los diputados de sus respectivas divisas en

el Congreso.

4. Respaldo de la prensa y el público

Si en cualquier despacho la imagen del jerarca resulta

fundamental, en el caso del ministerio de Relaciones

Exteriores esta constituye un activo insustituible, puesto

que la correlación con la imagen del país ante los socios

internacionales resulta más directa que en otros cargos.

Desde esta perspectiva, la capacidad que tenga el jefe de

la diplomacia para sortear los diversos cuestionamientos

de la prensa y mantener su imagen, constituye uno de sus

retos políticos más relevantes.

En Costa Rica, por lo general, la relación con la prensa se

concentra en dos temas sensibles: los enfrentamientos con

Nicaragua y los posibles escándalos por nombramientos

“en comisión”. Precisamente, esos acontecimientos dieron

al traste con la gestión de René Castro y Epsy Campbell,

a quienes la prensa nacional dedicó constantes reportajes

en que se cuestionaba su idoneidad para el cargo. Por el

contrario, el manejo efectivo de estos problemas permitió

elevar la imagen de jerarcas como Rodrigo Madrigal Nieto y

Bernd Niehaus, a quienes siempre se les consideró avezados

diplomáticos con fácil acceso a los directores de medios.

5. Evaluaciones positivas y respeto de los

diplomáticos extranjeros y miembros de

los cuadros burocráticos de organismos

internacionales

Por último, pero no menos importante, se encuentra el

tono de las relaciones que el jerarca de Relaciones Exterior

logre establecer tanto con otros ministros de Relaciones

Exteriores como con los diplomáticos acreditados en Costa

Rica. El mundo diplomático reacciona con cierta inquietud

ante las personas que son ajenas a este y no conocen con

profundidad sus códigos. Además, constituye un ambiente

en que la información privilegiada circula por diversas rutas,

de forma que, la confianza que despierten los interlocutores

resulta fundamental para obtener información e incidir en

la toma de decisiones de los actores. De todas las variables

mencionadas esta resulta de capital importancia, dado que

su ausencia puede minar de forma inmediata la capacidad

para conseguir los objetivos de política exterior trazados

por una administración.

En esta línea, un ministro que resulta extraño a este mundo

y a dichos códigos puede perder muy rápidamente un activo

relevante en su gestión política. Desde este punto de vista,

ministros como Rodrigo Madrigal y Bruno Stagno tuvieron

relaciones muy cercanas con sus interlocutores, casi como

socios; esto fue debido, al alto interés diplomático tanto

por el conocimiento que poseían de esta labor, así como